Vladimir Mejia

Un Paisaje imaginario, fragmentos de sombras provenientes de distintos momentos y lugares, acompañados por el sonido del viento invitan a quedarse durante un instante de extraño silencio, lo posterior al instante es un instante expandido donde lo irreversible ya fue, para bien o para mal ya no se vuelve a ser el mismo.

Built with Berta